miércoles, 30 de marzo de 2011

CAUSA DE LA DISCRIMINACION POR GENERO

Discriminación de género como causa de violencia y maltrato infantil

    La discriminación y la falta de equidad de género son las principales causas para la violencia contra la mujer y el maltrato infantil en Bolivia, señala un informe sobre el Estado Mundial de la Infancia 2007 presentado por el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef, por su siglas en inglés).
El representante de Unicef, Francisco Rojas, manifestó ayer que si a los gobiernos de América Latina y el Caribe les preocupa la salud y el bienestar de sus niños y niñas, deben trabajar para garantizar que las mujeres y las niñas tengan las mismas oportunidades de obtener una buena educación, de participar en la gestión pública, de lograr autonomía económica y de recibir protección contra la violencia y la discriminación.
La igualdad entre los géneros y el bienestar de la infancia están vinculados de manera indisoluble. Si las mujeres no reciben educación, no gozan de buen estado de salud y no gozan de autonomía, quienes sufren son los niños y las niñas”, aseguró, por su parte, la directora ejecutiva de Unicef, Ann Veneman.
De acuerdo a información proporcionada por las Brigadas de Protección a la Familia (BPF) la violencia más denunciada es la psicológica, la física-psicológica y la sexual, pero que esas denuncias son mínimas, porque en la mayoría de los casos no lo hacen por miedo, por desconocimiento o porque el conflicto se resuelve internamente.
 El informe presentado por la Unicef establece que en Bolivia, el derecho a la integridad física no está garantizado para las mujeres y que esa violación a veces se extiende al derecho a la vida, especialmente de los más pobres y de los indígenas. También en el seno de la sociedad y de la familia existen otros tipos de violencia que son ejercidos y están relacionados con la libertad individual, de movilización, de expresión y de decisión, entre otros. En este contexto, la cultura social y familiar juega un papel importante. El Hombre se arroga la propiedad de la pareja, en muchos casos, con anuencia familiar y social”, señala el informe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada